Loading...

Taurasi Vino italiano Milenario. DOCITALIA PUBLICA EN REVISTA LÍDER MES DE NOVIEMBRE

Home / Artículos / Taurasi Vino italiano Milenario. DOCITALIA PUBLICA EN REVISTA LÍDER MES DE NOVIEMBRE

Hablando de vinos milenarios, esta vez queremos platicarles del Taurasi.
Su curriculum vitae es la ocasión perfecta para sumergirnos en la fascinante historia que rodea a este tinto que queremos darles a conocer con el objetivo de apasionar al lector para alentarlo a probar esta categoría de vinos absolutamente fuera de serie.

Aquí vamos…
Antes que nada, la uva. Autóctona, por supuesto. Se llama Aglianico y es una de las más antiguas de todo el panorama enológico. Los rastros históricos indican que probablemente es originaria de Grecia y que fue introducida en Italia alrededor de siglo VII-VI aC.

Referente a los orígenes del nombre hay dos teorías; una indica que podrían estar ligadas a la antigua ciudad de Elea (de allí Eleánico), ubicada sobre la costa tirrénica de la antigua Lucania en el periodo de la Magna Grecia; la otra sostiene que podría ser simplemente la deformación de la pronunciación Ellénico.

Como detalle interesante sobre el paso de esta vid en la tierra que hoy es el corazón del área DOC del Taurasi, podemos mencionar los cantos del gran poeta latino Orazio, nativo de aquel lugar, elogiando las propiedades de los vinos producidos en esta región.
Los rastros históricos del vino conocido con el nombre actual, aparecen con la mítica ciudad de Taurasia, destruida por los romanos en el 268 aC, cuando a sus alrededores empezaron a cultivarse los campos taurasinos, terrenos fértiles aptos para la agricultura.
Es aquí –después de la batalla de Filippi en Macedonia (42 aC)– que el imperio empieza a otorgar a los veteranos romanos posesiones de tierra para jubilarlos, tal y como lo hemos visto en varias películas.
El periodo posmilitar de los soldados romanos consistía en una vejez de campesino en el cual el cultivo de la vid era casi siempre al centro de su economía. Tito Livio, famoso historiador romano, menciona en su obra maestra a la región de Taurasia como proveedora de óptimo vino para el imperio. Desde entonces, un largo camino de más de 2 mil años llena este vino de historia e identidad y llega hasta nuestras manos intacto en su imagen de vino milenario, esto y mucho más justifican plenamente su nombramiento como vino DOC en 1970 y como DOCG en 1993.
Dato interesante para los apasionados: en la década del 1920-1930 la filoxera devastaba los viñedos de toda Europa, sin embargo, no pudo llegar al municipio de Taurasi debido a sus terrenos arenosos y volcánicos que estos impiden su proliferación. Es en aquel periodo que con el “ferrocarril del vino” salen del municipio de Taurasi centenares de vagones de vino para llenar los principales áreas del norte de Italia y de Bordeaux.
Llegamos al final de nuestro recorrido saltando muchos detalles por cuestión de espacio; sin embargo, lo que hemos expuesto hasta aquí creo que es suficiente para que se acerquen a este vino con una consideración particular.
Con la experiencia acumulada me queda claro que la parte más interesante al descubrir un vino, no es evaluarlo exclusivamente bajo una lupa técnica, sino buscando siempre una congruencia con su terruño y su identidad histórica, obviamente cuando esta exista.

De profundo color rojo rubí tendente al granate, intensificado por sus 36 meses de barrica, es un vino apto para una guarda larga en la que desarrolla aromas de gran complejidad e intensidad. Los aromas terciarios no aplastan sus inimitables notas de violeta, guindas y frutas de bosque silvestre, quedando siempre elegantes. Al paladar es exaltante experimentar taninos que se manifiestan poderos y refinados al mismo tiempo, en el marco de una acidez elevada que equilibra perfectamente todos los puntos, el retrogusto está a la altura de la larga historia de este gran vino.

Autor:
GIACOMO VANNINI

síguenos en:
Facebook Twitter